Curiosidades del Billetario Ruso y países de su entorno

Los territorios de los que se muestran series de su billetario de distintas épocas son:

 

YUGOSLAVIA 1929-1945

 LITUANIA KOWNO 1918

ESTONIA 1929-1935

 LETONIA años '30 s.XX

 MONTENEGRO 1914

 RUSIA 1919

 UCRANIA

CHECOSLOVAQUIA años '40 s.XX

      TRANSCAUCASIA 1923-1924

SERBIA, CROACIA y ESLOVENIA 1919

ODESSA 1917

URSS 1947

NORTHWEST RUSSIA Gral. YUDENICH

HUNGRÍA 1946

POLONIA 1919-1920

AZERBAIYÁN

RUSIA, Soviets de BAKU 1917

SIBERIA Alm. Kolchak 1919

CÁUCASO, Bonos VLADIKAVKAZ Railroad

TRANSCAUCASIA 1924, Rublos/Manat

RUSIA, 500 Rublos 1919 CRIMEA

RUSIA, ¿Los billetes más grandes?

RUSIA, 500 rb. 1912 vs. 1.000Mll. 1924

TRANSCAUCASIA vs. GEORGIA 500 rb.

YUGOSLAVIA, dinares s. XX Nikola Tesla

 

Rusia en 1903
Rusia a principio del s. XX (Atlas Geográfico Universal Paluzie 1903)

Última entrada 26 de Julio de 2018 

 

Para un aficionado a la Notafilia, el adentrarse en el billetario ruso es una experiencia, además de apasionante, tremendamente larga. Solo hablando del siglo XX, entre billetarios del Imperio de los zares, emisiones de la Guerra Civil, ediciones revolucionarias y billetarios de las distintas regiones de este gran territorio, hacen del ruso uno de los billetarios más completos y variados del mundo. Sin olvidar todos los billetes que se emitieron en países alineados con la U.R.S.S. de la llamada Europa del Este.

En este capítulo mostraremos las series de países bajo influencia rusa o soviética a partir del s. XX que engrandecerán este apasionado mundo de la Notafilia. ¡Espero que os gusten y os sorprendan!

PEQUEÑA COLECCIÓN DEL REINO DE YUGOSLAVIA (1929-1945)

Dubroknic (Croacia)
Dubroknic (Croacia)

Nos acercamos a Europa del Este, a los Balcanes,  y los inicios del Reino de Yugoslavia, que sucedió en 1929 al Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos (creado en 1918 tras el final de la 1ª Guerra Mundial y la desmembración del imperio Austrohúngaro). Pedro I fue el primer rey de Yugoslavia hasta su muerte en 1921. Le sucedió su hijo Alejandro I quien cambió el nombre al Reino de Yugoslavia el 3 de octubre de 1929. Alejandro I fue asesinado en una visita de Estado a Marsella por Vlado Chernozemski, un miembro búlgaro de la Organización Revolucionaria Interna de Macedonia. Le sustituiría en el trono su hijo menor Pedro II.

 

Alemania invadió Yugoslavia ocupando el país en 1941. Al acabar la guerra, Pedro II se vio obligado a reconocer al gobierno de lor partisanos de la Yugoslavia Federal Democrática de Josip Broz Tito como el gobierno legítimo y marchó al exilio. Actualmente Yugoslavia tampoco existe como país, ya que tras la Guerra de los Balcanes (1991-1995) ha sido dividida en los estados independientes de Eslovenia, Serbia, Croacia, Bosnia-Herzegovina, Macedonia y Montenegro. 

 

Os presento una artística muestra de billetes del Reino yugoslavo de la década de los 30’ del pasado siglo.

Los diseños, tratamiento del color y composiciones del papel moneda de esta época tienen mucha influencia de la escuela francesa del primer tercio del s.XX, mostrando una gran belleza y un exquisito tratamiento del color en sus creaciones.

 

El billete de 20 dinares de Yugoslavia de 1936 nos muestra un retrato del rey Pedro II, hijo pequeño del rey Alejandro I, en el centro de una vitola de rosetas, presidiendo el anverso. El reverso nos ofrece la cabeza ladeada de una joven coronada de laurel en el interior de una corona de espigas y mazorcas. Diseños y grabados de los artistas yugoslavos Vojislav Dokic, Panta Stojicevic y Veljko Andrejevic Kun. Sus firmas: Ivo Belin y Milan Radosavljevic.

 

El billete de 50 dinares de Yugoslavia de 1931 nos ofrece un retrato del rey Alejandro I presidiendo el anverso, junto a una vista aérea de un valle fluvial. El reverso representa la estatua ecuestre de Marko Kraljevic (obra del escultor croata Ivan Mestrovic).

Diseño de los artistas Panta Stojicevic y Veljko Andrejevic Kun. Sus firmas: Melko Cingrija e Ignjat J. Bajloni.

 

El billete de 100 dinares de Yugoslavia de 1929 es uno de los primeros billetes de Banco del Reino de Yugoslavia emitido por el Banco Nacional. En su anverso una alegoría de Serbia representada por una dama sentada portando en su brazo una espada, y al fondo una vista aérea de Belgrado, en la orilla del río Sava con la Catedral de St. Michael mostrando su torre. Su reverso es para un campesino portando un manojo de frutas, sobre el escudo de armas del Reino y abriéndonos a su contemplación una artística ventana a un hermoso paisaje fluvial con veleros. 

Obra de los artistas franceses Gustave Fraipont, Emile Deloche y Rita Dreyfuss. Sus firmas: Andrija Radovic y Ignjat J. Bajloni.

 

El billete de 100 dinares de Yugoslavia de 1934 nos ofrece en su anverso alegorías de la Literatura y la Ciencia personificada en una dama posada, esta vez acompañada de un niño soldado apoyado en una gran espada y una imagen de una iglesia ortodoxa para completar la obra pictórica. En el reverso el escudo de armas entre dos damas alegóricas de la Agricultura, la Pesca y la Industria, rodeadas de frutos, instrumentos musicales, libros y vasijas. Al fondo una vista aérea del puerto y murallas de Dubrovnik.

Obra de los artistas serbios Vasa Pomorisac, Panta Stojicevic y Veljko Andrejevic Kun. Sus firmas: Jovan Lovcevic y Melko Cingrija.

 

El billete de 500 dinares de Yugoslavia de 1935 nos ofrece un retrato del rey Pedro II (hijo menor del rey Alejandro I) acompañado de una gran águila con el escudo de armas del Reino. En su reverso segadoras en formación con hatos de mies en sus brazos en un campo de pacas de paja.

Obra de los artistas Omer Mujadzic y Veljko Andrejevic Kun. Sus firmas: Jovan Lovcevic y Milan Radosavljevic.

 

El billete de 1000 dinares de Yugoslavia de 1931 nos muestra en su anverso un retrato de la Reina Maria de Rumania (reina consorte del rey Alejandro I). A su lado un águila en vuelo sobre una filigrana de arbolado boscoso. Para el reverso dos jóvenes portando un hato de mies y la hoz (izquierda) y una espada y el escudo del Reino (derecha); con sus manos libres hacia el centro entrecruzan dos ramas de olivo.

Obra de los artistas Papa Jovanovic y Emile Deloche. Sus firmas: Melko Cingrija e Ignjat J. Bajloni.

 

Por último, lo que queda del billete de 1000 dinares de Yugoslavia de 1935 (que no circuló,  aunque este ejemplar circuló algo, … por la hoguera), nos ofrece en su anverso una extraordinaria presentación de alegorías a la Familia, la Educación, la Industria, el Conocimiento, la Medicina, la Paz, la Fortaleza, la Abundancia, … a través de una puesta en escena sencillamente maravillosa. Su reverso es para un pescador y un trabajador de la industria minera enlazados por un puente en el horizonte. ¡contemplad lo que quedó de esta extraordinariez notafílica!

Obra de los artistas Vasa Pomorisac y Veljko Andrejevic Kun. Sus firmas: Jovan Lovcevic y Milan Radosavljevic.

 

Las marcas de agua nos ofrecen a un niño príncipe Pedro II en el billete de 50 dinares de 1931, al rey Alejandro I en los billetes de 100 dinares 1929, 100 dinares de 1934, 500 dinares de 1935 y 1000 dinares de 1931, cerrando con la imagen del príncipe Pedro II de joven en el billete de 1000 dinares de 1935 (no circulado).

 

¡Bonitos no, …lo siguiente! ¡Espero que os gusten!

KOWNO 1000 MARCOS 1918 (LITUANIA ALEMANA 1ª GUERRA MUNDIAL)

Castillo de Trakay (Lituania)
Castillo de Trakay (Lituania)

Nos trasladamos al nordeste de Europa, a los países bálticos, y concretamente a Lituania, hoy estado que forma parte de la Unión Europea, pero que en el pasado siglo empezó siendo polaco, ruso, luego territorio ocupado de Alemania, para pasar después de la 1ª Guerra Mundial a ser República Soviética de la URSS hasta 1990 que se constituyó en país independiente.

Bonito billete de tamaño 190x110(mm) emitido en Kowno (actual Kaunas y segunda ciudad más importante del país) por el Banco alemán Darlehnskasse Ost. ¡Disfrutadlo!

 

BONITA SERIE DE CORONAS DE ESTONIA 1929-1935

Tallin (Estonia)
Iglesia ortodoxa Alexander Nevsky -Tallin (Estonia)

 

 Recalamos en el nordeste europeo, en un pequeño país llamado Estonia. Este pueblo, bajo dominación danesa (s.XIII), alemana (s.XV), sueca (s.XVI) y finalmente rusa (s.XVIII al XX), se independizó de la URSS en 1918, pero serían nuevamente anexionados por los soviéticos tras la II Guerra Mundial.

 

Entre 1940 y 1990 fueron la República Socialista Soviética de Estonia. A partir de entonces son Estado independiente, formando parte actualmente de la Unión Europea (desde 2004).

 

Veremos una bonita serie de coronas de la emisión de 1928 a 1937 del Banco estonio “Eesti Pank”. Se trata de la primera serie de la nueva moneda estonia “kroon” (corona) nada más abandonar el marco, con una paridad de 100 marka = 1 kroon

 

Contemplamos los billetes de 5 coronas de 1929, 10 coronas de 1937, 20 coronas de 1932, 50 coronas de 1929 y 100 coronas de 1935. Fueron impresos en la imprenta estatal de Tallin “Riigi Trükikoda” bajo diseño de Günther Reindorff.

 

Sus anversos nos muestras dibujos de la vida cotidiana de sus gentes y sus reversos exhiben el escudo de armas estonio, un blasón con tres leones rodeado de ramas de roble, acompañados de coloristas rosetas y cicloides con los valores del billete y dando soporte a cintas con textos alegóricos a su valor y a su moneda (“krooni”, corona).

El billete de 5 coronas de Estonia de 1929 nos ofrece al pescador en su anverso y el escudo de armas al reverso. Su tonalidad amarronada con mezclas con rosaceos en reverso. Lleva las firmas de J. Jaakson, J. Kiwisild, C. Kaarna y F. Tannebaum.

 

El billete de 10 coronas de Estonia de 1937 nos muestra a la joven con el traje regional, manteniendo para el reverso en escudo de armas estonio. Su tonalidad azul con mezclas de verdes y marrones en reverso. Lleva las firmas de J. Jaakson, C. Kaarna y J. Rosenfeldt.

 

El billete de 20 coronas de Estonia de 1932 nos ofrece al pastor junto a carneros al anverso y el escudo del país al reverso. Tonalidad verde grisácea con mezclas de verdes, marrones y azules para el reverso. Lleva las firmas de J. Jaakson, J. Kiwisild, C. Kaarna y F. Tannebaum.

 

El billete de 50 coronas de Estonia de 1929 nos muestra los acantilados de Rannamoisa en anverso y escudo estonio en reverso. Tonos marrones en anverso y mezclas con rosas y grises en reverso. Lleva las firmas de J. Jaakson, J. Kiwisild, C. Kaarna y F. Tannebaum.

 

El billete de 100 coronas de Estonia de 1935 nos ofrece en su anverso al herrero en la forja, dejando para el reverso el escudo heráldico nacional. Tonos azules en anverso y mezclas con rojos, amarillos y verdes en reverso. Lleva las firmas de J. Jaakson, C. Kaarna y J. Rosenfeldt.

 

Sus marcas de agua, desde filigranas geométricas repetitivas en los valores pequeños a marcas secuenciales con el valor del billete entre ramas con hojas para el de mayor valor.

 

Arte monocromo en la presentación de una nueva divisa en un billetario ya histórico. ¡Espero que os gusten!

 

ARTÍSTICA SERIE de LATUS de LETONIA años 30’ del s.XX

Riga -Letonia
Casa de las Cabezas Negras -Riga (Letonia)

Seguimos en el Norte de Europa, pero hoy nos trasladamos a Letonia, en el centro del territorio que antes ocupaban las exrepúblicas soviéticas del Báltico.

Digamos que la historia de Letonia comienza a primeros del s. XIII con la llegada de los caballeros teutones. Tras tres siglos de dominio alemán, entre el s. XVI y el XVIII sería territorio polaco y sueco, según demarcaciones, y a finales del s. XVIII ya pasaría a ser territorio ruso; fue país independiente en el periodo entreguerras, desde 1917 a 1940. Tras la II Guerra Mundial volvió a manos rusas como república soviética hasta su independencia definitiva en 1991.

Ahora pertenece a la Unión Europea desde 2004 y ha sido en 2014 cuando ha entrado a formar parte de la unión monetaria europea, adoptando el EURO como moneda nacional.

Pero os muestro su moneda del periodo entreguerras, concretamente unas series de latus (su moneda oficial) de entre 1928 y 1938. Veremos los valores de 10 latus de 1940 y 20 latus de 1936 del “Latvijas Valsts” y los valores de 25 latus de 1928, 25 latus de 1938, 50 latus de 1934 y 100 latus de 1939 del “Latvijas Banka”.

 

Para el anecdotario notafílico, cada valor fue impreso por un emisor/impresor diferente.

El valor de 10 latus de 1940 nos ofrece en el anverso una escena de pescadores en el río tirando de las redes de pesca; para el reverso un joven campesino en labores de siembra, y a su pie el escudo de armas del país. Fue impreso por Valsts Papiru Spiestuve  –VPSR de Riga.

 

El de 20 latus de 1936 muestra en el anverso una vista del Castillo de Riga; en el reverso un granjero a la izquierda y una mujer engalanada con traje nacional a la derecha. Impreso por Valsts Papiru Spiestuve  –VPSR de Riga.

 

En el billete de 25 latus de 1928 vemos a K. Valdermans al centro del anverso, barcos alrededor del puerto de Riga y escudo de armas en el reverso. Impreso por Waterlow and Sons Limited de Londres.

 

Los 25 latus de 1938 nos ofrecen al héroe nacional Lacplesis y el oso asesino a su derecha; para el reverso una escena del río con barcaza navegando. Impresos por Bradbury , Wilkinsons and Cª Lda New Malden de Inglaterra.

 

Para los 50 latus de 1934 al Primer Ministro K. Ulmanis  en el anverso y escudo de armas al reverso. Impresos por Thomas de la Rue Cª Limited de Londres.

 

En los 100 latus de 1939 una escena alegórica de una familia campesina y los frutos de su cosecha en el anverso; para el reverso grabado de una zona portuaria con grandes cargueros atracados y el escudo de armas a la izquierda. Impresos por Valsts Papiru Spiestuve  de Riga.

¡Sencillamente …preciosos ejemplares!

 

HISTÓRICA SERIE de PERPERA de MONTENEGRO de 1914

Toca celebrar los 100 años de la emisión de los últimos perpera que Montenegro compartiría como país independiente, antes de ser “absorbido” por la 1ª Guerra Mundial.

Montenegro es un estado de los Balcanes, en el sureste de Europa y a orillas del mar Adriático que obtuvo su reconocimiento como nación en 1878, iniciando su andadura como Reino.

Tras el estallido de la 1ª Guerra Mundial fue ocupado en los últimos envites del Imperio Austrohúngado antes de que éste perdiera la guerra junto a Alemania y desapareciese como imperio. Tras ella pasaría a formar parte del Reino de Serbios, Croátas y Eslovenos hasta la 2ª Guerra Mundial; luego pasó a formar parte de la República de Yugoslavia.

En 1992 tras la guerra de los Balcanes se disgregó y ya el 2003 pasó a constituirse como Federación junto a Serbia. Proclamó su independencia de Serbia en 2006.

Os muestro la serie que circulaba en esa época en Montenegro, billetes de 1, 2, 5, 10, 20, 50 y 100 perpera (su moneda oficial entonces), alguno de los cuales presenta restos del sello que usaron como sobreimpresión los mandos de ocupación austrohúngaros a partir de su ocupación en 1915 (reconocible en la foto del de 100 perpera que os muestro).

¡Fascinantes orlas en un diseño sencillamente bello y …ya histórico! ¡Espero que os gusten!

 

BABILÓNICA SERIE de RUBLOS de la RUSIA BOLCHEVIQUE de 1919

Kizhi -Rusia
Iglesias de madera en Kizhi -Rusia

Llegamos al el país más grande del mundo: Rusia.

Situado en Europa y Asia y bañado por los océanos Pacífico y Glaciar Ártico y los mares Báltico, Negro y Caspio.

Entre los siglos XVI e inicios del s.XX se mantuvo como Imperio Ruso en el que se fueron sucediendo diferentes zares, desde el primero, Ivan IV (1547) al último, Nicolás II (1917).

Os presento la primera serie de billetes de la Rusia roja, o bolchevique, de los primeros años de la Revolución, que acabó con la era zarista y culminó el 1922 con la creación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

Esta histórica serie de 1919 fue denominada “billetes de Babilonia” por presentar impresos textos en siete idiomas, las principales lenguas de la nueva confederación soviética.

Se puede leer la consigna “Proletarios de todo el mundo, uníos” en ruso, chino, árabe, francés, inglés, italiano y alemán. Este plurilingüismo deriva de un artículo de los nuevos decretos que preveía la absoluta igualdad de todas las etnias del territorio ruso.

Como no podía ser de otro modo, el símbolo zarista del águila bicéfala será sustituido por la hoz y el martillo y fardos de espigas simbolizando el trabajo proletario.

Son billetes generosos en tamaño y proporcionales de acuerdo a su valor. Los valores pequeños miden, en cm, 10x6(el de 100), 11x7(el de 500), 12x8(el de 1000) y los grandes ya se escapan hasta los 16,5x12(el de 5000) o 17x12(el de 10000).

Os recuerdo que el billetario ruso es de los más extensos que nos vamos a encontrar, solo comparable en cantidad y variedad con el alemán o el chino.

¡Realmente interesantes por la historia que encierran!

 

MISCELÁNEA de KARBOVANETS de UCRANIA DE 1942 durante la Ocupación Alemana (WWII) 

La serie de billetes que hoy os muestro nos transportan a la Ucrania de la Segunda Guerra Mundial  tras la ocupación alemana e implantación del Reichskommissariat Ukraine, Comisariado que gobernaría Ucrania, Bielorrusia y parte de Polonia hasta 1945.

Contemplaremos los billetes de  5, 10, 20, 50, 100 y 200 karbovanets (rublos ucranianos) de la emisión de 1942. Sustituyeron al rublo soviético a la par y fijaron su paridad al reichsmark (marco alemán) con una tasa de cambio de 10 Karbovanets = 1 Reichsmark.

Sus textos aparecen en alemán y ucraniano. Sus números de serie en tinta roja.

Se imprimieron sobre papeles oscuros en tonalidades marrón ( el de  5, 20 y 200), granate ( el de 10), verde (el de 50) y azul (el de 100) y nos ofrecen en sus grabados retratos populares: una niña el de 5, una mujer agricultora el de 10, un obrero el de 20, un minero el de 50, un marinero el de 100 y una joven campesina el de 200.

Todos ellos llevan el Reichsadler nazi o águila imperial heráldica combinada con la cruz esvástica, usada durante el Tercer Reich entre  1933 y 1945.

Sus tamaños: 130x60 mm(el de 5), 150x68 mm(el de 10), 165x75(el de 20), 174x82(el de 50), 178x92(el de 100) y 182x96(el de 200).

¡Historia pura …y dura; dignos de contemplar más de 70 años después! ¡Espero que os gusten!

 

MISCELÁNEA de CORONAS de CHECOSLOVAQUIA de los años '40

Catedral de Tyn -Praga (Checoslovaquia)
Iglesia de Ntra. Sra. de Tyn -Praga


Checoslovaquia fue un país de Europa Central creado tras la desaparición del Imperio Austrohúngaro y el Protectorado de Bohemia y Moravia, después de la I Guerra Mundial.


Existió como tal entre 1918 y 1938, pasó a manos alemanas en la II Guerra Mundial y volvió a su autonomía entre 1945 y 1960. Entre 1960 y 1990 formó la República Socialista Soviética, y a partir de la desmembración de la URSS fue dividido en Chequia y Eslovaquia.

Repasaremos en tres entregas de Miscelánea su periplo notafílico como Checoslovaquia, y en dos entregas más su evolución billetaria como Chequia y como Eslovaquia.


En esta serie os muestro los billetes de 20 korun de 1926 de la Primera República (en su anverso el General  Stefanik y en su reverso el fundador de la República Checoslovaca Tomás Masaryk). 

Ya en la Tercera República, el de 20 korun de 1945 (en su anverso el escritor checo del s.XIX Karel Havlicek), el de 50 korun de 1945 (en su anverso el general Milan Rastilav Stefanik, militar eslovaco que participo en la I Guerra Mundial), el de 100 korun de 1945 (en su anverso el Presidente Masaryk y en el reverso el Castillo de Praga con el puente de Carlos), el de 500 korun de 1946 (en su anverso el lingüista checoslovaco Jan Kollar y en el reverso paisajes de lagos entre montañas), finalizando esta selección con el de 20 korun de 1949 que rompe la sobriedad de los anteriores, con un colorista diseño floral y vanguardista realmente peculiar para la zona.

 

En todos ellos podremos contemplar el particular escudo checoslovaco con el león bohemio de doble cola, símbolo heráldico del país.

 

MISCELÁNEA de CORONAS de CHECOSLOVAQUIA de la década de los '60

Karlovy Vary (Checoslovaquia)
Iglesia ortodoxa Karlovy Vary

 Checoslovaquia fue un país de Europa Central creado tras la desaparición del Imperio Austrohúngaro y el Protectorado de Bohemia y Moravia, después de la I Guerra Mundial.

Tras la ocupación alemana en la II Guerra Mundial volvió a ser autónoma entre 1945 y 1960 y entre este año y 1990 formó la República Socialista Soviética.

La serie que hoy os muestro recoge parte del billetario de esta época socialista, y como tal, nos presenta los símbolos, mitos y representaciones más típicas de ella. En ausencia del culto a una personalidad en concreto (muy utilizado en billetarios coetáneos de otros lares) se nos ofrecen los ideales de la vida de esa sociedad, aspectos de la vida del pueblo, trajes tradicionales y cultura popular, agricultores trabajando el campo, obreros felices en sus fábricas en ligazón con el progreso tecnológico, jóvenes soldados servidores de la patria combatiendo y defendiendo los ideales revolucionarios, héroes ligados a la liberación del nazismo.

 

Podéis revisar los billetes de 10 korun de 1960, 50 korun de 1950, 50 korun de 1964, 100 korun de 1961 y 500 korun de 1973.

 

MISCELÁNEA de CORONAS de CHECOSLOVAQUIA última emisión años '80

Plaza de la Ciudad Vieja e Iglesia de San Nicolás -Praga (Checoslovaquia)
Plaza de la Ciudad Vieja e Iglesia de San Nicolás -Praga (Checoslovaquia)


La última “entrega” de Checoslovaquia versará sobre su último billetario como tal, antes de separarse en lo que ahora forman los países de Chequia y Eslovaquia.

En esta última serie que os muestro podréis degustar los billetes de 10, 20, 50, 100 y 1000 korun, toda ella dedicada a personajes célebres de la cultura y política del país.

Bonitos y completamente diferentes a sus predecesores socialistas soviéticos.


¡Seguro que también os gustan! 

En el de 10 korun de 1986 contemplaremos en su anverso la figura de Pavol Orszag Hviezdoslav, poeta eslovaco del s. XIX, en su anverso montañas eslovacas de la región de Orava.

El de 20 korun de 1988 nos ofrece en su anverso la imagen de Jan Amos Comenius, filósofo checo del s. XVI; en su reverso el árbol de la educación o “aleforicky”.

El de 50 korun de 1987 nos muestra a Ludovit Stur, escritor eslovaco del s. XIX y en su reverso el castillo de Bratislava con el puente de la insurrección eslovaca o puente Novi Most.

El de 100 korun de 1989 nos ofrece a Klement Gottwald, presidente de la República al comienzo de la década de los ’50; en el reverso las torres del puente de Carlos IV, que da entrada a la ciudad vieja y el castillo de Praga.

El de 1000 korun de 1985 nos muestra en su anverso a Bedrich Smetana, compositor bohemio del s. XIX y en el reverso Visehrad o la colina embrujada de Praga sobre el rio Moldova, donde la leyenda sitúa los inicios de la ciudad checa capital del país.

Los diseños de todos los billetes son del dibujante eslovaco Albin Brunovsky, con grabados de Vaclav Fajt, Bohumil Sneider y Milos Ondracek.

Sus tamaños: la peculiaridad la da su anchura que es común a todos ellos (67 mm), variando su largo entre 132 (10 korun), 138 (20 korun), 142 (50 korun), 148 (100 korun) y 158 (1000 korun).


MISCELÁNEA de LITUS de LITUANIA de 1927 a 1930

Torre de la Catedral de Vilnius (Lituania)
Torre de la Catedral de Vilnius (Lituania)

 

Desde el nordeste de Europa, en los países bálticos, Lituania es hoy un Estado que forma parte de la Unión Europea, pero que en el pasado siglo empezó siendo polaco, ruso, luego territorio ocupado de Alemania, para pasar después de la 2ª Guerra Mundial a ser República Soviética de la URSS hasta 1990 que se constituyó en país independiente.

 

Los billetes que os muestro fueron emitidos para el territorio de Lituania en las décadas de los ’20 y ’30 del pasado siglo, décadas en las que la República de Lituania, aunque independiente, era un títere del Estado polaco.

 

Vemos los 5 litai de 1929, los 10 litu de 1927, los 20 litu de 1930, los 50 litu de 1928 y los 100 litu de 1928.

El de 5 litai de 1929 nos muestra en su anverso Al Gran Duque Vytautas el Grande, héroe nacional del s.XIV y en el lado opuesto el escudo de armas de Lituania. En su reverso un grabado de la preparación de una batalla medieval con guerreros sobre sus caballerías y estandartes al viento.

El de 10 litu de 1927 en su anverso un medallón con el escudo de armas del país. En su reverso una imagen de la campiña lituana con campesinos labrando los campos.

El de 20 litu de 1930 nos muestra en su anverso a Vytautas el Grande y la Iglesia de la Asunción (aunque también lleva su nombre), en Kaunas. En su reverso un barco mercante al centro y una estatua al lado.

El de 50 litu de 1928 nos muestra en su anverso a Jonas Basanavicius, político que firmó en 1918 la primera Acta de Independencia lituana. En su reverso la Catedral de Vilnius, con una entrada muy “ateniense”.

El de 100 litu de 1928 nos muestra en su anverso la alegoría de una dama con el cuerno de la fortuna y un niño rodeado de alegorías a las ciencias y las artes. En su reverso el edificio que albergaba a primeros de s. XX el Club de Comercio de Vilnius (Merchants’ Club)

Sus tamaños:  el de 5 litai (120x70 mm), el de 10 litu (130x75 mm), el de 20 litu (138x76 mm), el de 50 litu (145x80 mm) y el de 100 litu (155x85 mm)

 ¡Espero que os gusten!


EXTRAORDINARIA SERIE de RUBLOS de TRANSCAUCASIA de 1923 y 1924


La serie siguiente es un histórico ejemplo de la hiperinflación de postguerras que tantos ejemplos notafílicos nos ha dado. Los billetes de la Z.S.F.S.R. de 1923, o lo que es lo mismo, de la República Federal Socialista Soviética de Transcaucasia.

Su situación geográfica al sur del Cáucaso (cordillera que la separa de Rusia), bañada por el mar Negro y en la frontera sudoriental euroasiática.

Este territorio de Rusia agrupaba a las conocidas como Repúblicas Transcaucásicas, actualmente los países independientes de Georgia, Armenia y Azerbaiján. Existió como ZSFSR entre 1922 y 1936, periodo al que pertenece esta extraordinaria serie, que se inicia con el billete de 1000 rublos y acabaría con el de 100.000.000 rublos, si solo analizamos los valores que comparten un mismo formato.

Valores que muestran claramente la anarquía monetaria que vivió Rusia tras la Guerra Civil y la caída del Imperio zarista. Entre 1921 y 1924 el valor del rublo disminuyó casi un millón de veces, ¡eso es devaluación!

Os dejo con los billetes de 1923 de 1.000 rublos, 5.000 rublos, 10.000 rublos, 25.000 rublos, 50.000 rublos, 100.000 rublos, 250.000 rublos, 500.000 rublos, 1.000.000 rublos, 5.000.000 rublos, 10.000.000 rublos, 25.000.000. rublos, 50.000.000 rublos y 100.000.000 rublos,  con clara alusión en sus imágenes a la revolución soviética, con la estrella, la hoz y el martillo como símbolos socialistas que sustituyen y hacen desaparecer la tan usada águila bicéfala zarista del extensísimo billetario imperial.  Sus textos en ruso en sus identificaciones principales, en georgiano y armenio, y en azerí y farsi (persa) tanto en anversos como en reversos.

Presidiendo todos los anversos se nos muestra la fachada del edificio de la Federación de Repúblicas Socialistas Soviéticas de Transcaucasia con sede en Tbilisi (actual capital de Georgia).

Sus tamaños, iguales para todos los valores, de  166x98 mm.  

Un auténtico paseo hiperinflaccionista … del todo a la nada …o de la nada al todo?

 ¡Espero que os sorprendan, igual hasta os gustan!


 

HISTÓRICA SERIE de BILLETES SOBREIMPRESOS del REINO de SERBIA, CROACIA y ESLOVENIA de 1919

Kransjka gora -Eslovenia
Los Alpes Julianos de Eslovenia

El Reino de Serbios, Croatas y Eslovenos aparece tras la desmembración del Imperio Austrohúngaro, después de la Primera Guerra Mundial. Se establece como unión de los Estados balcánicos de Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Macedonia, Serbia, Croacia y Eslovenia.  Esto ocurre en 1918, y en 1929 cambiará de nombre para llamarse Yugoslavia.

 

El  Ministerio de Finanzas del KSCS emitió en 1919 una serie de dinares sobreimpresos como coronas con la paridad de 4 a 1 (1 dinar = 4 krone). Estas sobreimpresiones se contemplaron para los valores de ½,  1, 5, 10, 20 ,100 y 1000 dinares con los valores respectivos de 2, 4, 20, 40, 80, 400 y 4000 coronas. La sobreimpresión figura en tinta roja tanto en anversos como en reversos. Parece ser que solo los billetes de ½ dinar y 1 dinar se salvaron de este sello, por lo que también los encontraremos sin sobreimpresión.

 

La serie que hoy os presento exhibe los billetes de la Yugoslavia de 1919 de ½ dinar sobreimpreso 2 coronas, 1 dinar sobreimpreso 4 coronas, 5 dinares sobreimpreso 20 coronas, 10 dinares sobreimpreso 40 coronas y 20 dinares sobreimpreso 80 coronas. También os muestro dos ejemplares de los dos únicos valores que se salvaron de la sobreimpresión, el de ½ dinar de 1919 y el de 1 dinar de 1919, ambos también del Reino de Serbios, Croatas y Eslovenos.

Estas sobreimpresiones se muestran en los idiomas serbio (en cirílico), croata y esloveno (KPYHE, KRUNE, KRONE para los valores pequeños y KPYHA, KRUNA, KRON para los valores grandes).

Una peculiaridad que se da en los valores más pequeños es que la sobreimpresión del billete de ½ dinar puede aparecer con la palabra KPYHE (forma correcta) o KYPHE (forma incorrecta) y en el billete de 1 dinar aparece siempre de forma incorrecta (KYPHE).

Sus tamaños: 80x50 mm el billete de ½ dinar 2 coronas, 108x76 mm el de 1 dinar 4 coronas, 110x72 mm el de 5 dinares 20 coronas, 154x82 mm el de 10 dinares 40 coronas y 148x88 mm el de 20 dinares 80 coronas.

¡Interesante estrategia en el billetario de una Unión Balcánica que inicia su andadura!

 

HISTÓRICA SERIE de RUBLOS de ODESSA (Ucrania) de 1917 

 

Los billetes de la serie que vamos a contemplar fueron emitidos en la época de la Revolución soviética para circular en la ciudad de Odessa y su zona de influencia, aunque fueron usados en toda Ucrania.

Eran tiempos difíciles, de Guerra Mundial y Revolución Civil, y la depresión de la economía rusa rompía lazos entre su centro administrativo y sus regiones. La escasez de liquidez y la dificultad de control y prevención de las autoridades centrales con estas emisiones locales, hizo de estos billetes la mejor opción para soportar los presupuestos y economías regionales.

Este es uno de los motivos por los que el billetario ruso nos sorprende, no solo por su maestría y belleza, sino por la amplísima cantidad de ejemplares de emisiones distintas según regiones, ideologías, gobiernos provisionales, generales combatientes, dominios foráneos, etc. … en apenas una década en las que Rusia claudicó su Imperio Zarista, se asomó a la 1ª Guerra Mundial, continuó con su particular Guerra Civil, vio nacer la Revolución bolchevique e instauró la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), …¡todo ocurrió entre 1914 y 1922!

En un par de años los ucranianos de Odessa tuvieron en su territorio más de 110 millones de rublos repartidos en “estampitas” de 3, 5, 10, 25 y 50 rublos y pequeños sellos de 15, 20 y 50 kopecks. Contemplemos los billetes de 3, 5, 10 y 25 rublos de Odessa de 1917. En sus anversos mantienen con cierto parecido grabados cercanos al anterior águila bicéfala zarista, o águilas solemnes, a la vez que alguna alegoría clásica (Mercurio en los billetes de 3 y 5 rublos, p.ej.), junto a edificios singulares, como el ayuntamiento y la antigua sede de la Bolsa en el reverso del ejemplar de 25 rublos de 1917.

¿Interesantes? …¡Espero que os gusten!

 

RUSIA, 1ª SERIE de RUBLOS de la U.R.S.S tras la WWII en 1947

 

Volvemos a la Rusia de posguerra, después de la 2ª conflagración mundial.

En esos años el Gobierno soviético promulgó un Decreto (14 de diciembre de 1947) en el que devaluaba el valor de los rublos de preguerra, acumulados principalmente por campesinos y particulares; este cambio (10 rublos viejos = 1 rublo nuevo) lo haría coincidir con el fin del racionamiento de guerra, intentando la reducción también de precios e inflación, aunque no conseguiría sus deseos.

 

En 1947, se introdujeron los billetes del Tesoro Público de 1, 3 y 5 rublos, junto con los billetes del Banco del Estado de 10, 25, 50 y 100 rublos. Estos últimos nos muestran a Lenin simultaneando anversos y reversos, mientras que los lados opuestos ofrecen unos diseños florales muy artísticos entre sus cartuchos y bloques de texto, siempre (claro está) acompañados en alguna zona del mismo del símbolo soviético por excelencia: la hoz y el martillo sobre un globo terráqueo, rodeado de coronas de espigas y presidido por la estrella de cinco puntas.

Todos los diseños de los cuatro valores emitidos nos recuerdan tanto en colores como en formas artísticas de sus grabado a las últimas notas zaristas de primeros de s. XX.  

 

Una peculiaridad en los textos, que ofrecen en 15 idiomas distintos de todas las repúblicas soviéticas, es que también incluyen al idioma finlandés (para complacer a la recién anexionada República de Carelia en 1947, tras pertenecer desde 1918 a la independiente Finlandia. Este territorio Finlandia nunca lo recuperaría y pasaría a ser la república nº 16). Veremos respectivamente para los valores de 10, 25, 50 y 100 los textos en finés de “kymmenen ruplaa”, “kaksikymmentäviisi ruplaa”,”viisikymmentä ruplaa” y ”sata ruplaa”.

Otra peculiaridad la veremos en las cintas que rodean la corona de espigas que protege a la hoz y el martillo; se nos muestran 15 cintas, tantas como repúblicas formaban la URSS.

 

Y para cerrar esta peculiar serie, hablemos del personaje que ocupa su anverso o reverso, según valores. Vladímir Ilich Uliánov, alias Lenin (1870-1924) fue un revolucionario comunista que derrocó al zar Nicolás II durante la revolución bolchevique de octubre de 1917. Fue jefe de Estado desde 1917 hasta su muerte en 1924. Se le considera el responsable del asesinato de la familia del último zar ruso. El zar Nicolás II, su esposa la zarina Alexandra y sus cinco hijos - Olga, Tatiana, María, Anastasia y Alexei y su comitiva estaban planeando exiliarse cuando fueron asesinados a tiros en Ekaterimburgo el 17 de julio 1918 por el Ural Soviét, bajo las órdenes de Lenin y con el fin de evitar el rescate de la familia imperial por las fuerzas blancas leales al zar durante la Guerra Civil rusa.

 

¡Espero que os agrade su contemplación, …y os interese su historia!

 

SERIE de RUBLOS de NORTHWEST RUSSIA Gral. YUDENICH 1919

 

La Revolución Rusa y su posterior guerra civil enfrentó entre 1917 y 1923 a militares del antiguo Imperio zarista con los bolcheviques del Ejército rojo. Sectores contrarrevolucionarios (nobleza, burgueses, mencheviques y campesinos acomodados) instigarían la creación de las Fuerzas Blancas, bajo el mando de generales y militares del extinto ejército imperial zarista. “Rojos” y “Blancos” combatirían largos años.

 

Cuando Lenin conquistó el poder, en la zona noroeste rusa Alemania reclamó para sí Ucrania y las regiones Bálticas (Paz de Brets-Litovsk en 1918). La serie de billetes que contemplamos fue emitida por las tropas blancas del noroeste de Rusia, bajo el mando del general Yudenich, para financiar los gastos de guerra y propaganda. Pero, …¿quién era este militar?

El general Nikolay Nikolayevich Yudénich, procedente del Turkestán ruso, había participado con el ejército imperial en la guerra ruso-japonesa (1904-1905) y comandó las tropas del Cáucaso en la 1ª Guerra Mundial (1914-1917), retirándose a Estonia cuando Lenin tomó el poder en 1917. Sería en 1919 cuando puso en marcha un ejército de fuerzas blancas con tropas de las regiones bálticas.

Junto a los generales Anton Denikin y Pyotr Wrangel en el Sur, Alexander Rodzianko en el Norte y el almirante Alexander Kolchak en Siberia combatieron a los ejércitos rojos en distintas campañas para aplacar la revolución, sin éxito. Yudenich sería derrotado a las puertas de San Petesburgo (Petrogrado) a finales de 1919; retirado a Estonia disolvió su ejército en 1920 y se exilió a Francia, donde moriría en 1933.

 

Contemplemos la serie de billetes de Northwest Russia de 1919 que daría “cobijo económico” al general Yudenich durante la Revolución. Se muestran los billetes de 50 kopeks, 1, 3, 5, 10, 25, 100 y 1000 rublos de 1919. Fueron impresos por la Centraltryckeriet de Estocolmo y consignados al Erario agrícola del Frente del Noroeste Ruso como autoridad emisora.

 

De impresión monocolor para los valores pequeños (50 kp y 1 rb), pasan a ser bicromáticos (a dos colores en los valores de 3, 5 y 10 rb., pero solo en el anverso) a bicromáticos en anverso y reverso para los valores de 25 y 100 rb, finalizando con impresión tricolor para los valores más altos (500 y 1000 rb.). Son estos últimos los que nos ofrecen unos anversos realmente bellos, con una composición de banderas, fasces y escudos bajo el águila bicéfala (ya sin la corona de los Romanov) unida a un águila, con una serpiente bajo sus garras, mediante una guirnalda que cruza el anverso de izquierda a derecha. Para los más detallistas, podríamos contemplar a la izquierda de los billetes de mayor valor, y bajo las alas del águila, dos óvalos con los torsos  del zar y la zarina (Nicolás II y Alexandra) con halos sobre sus cabezas, a modo caricaturesco, mostrando quizá el talante conservador y contrarrevolucionario, pero no monárquico, de estos generales “blancos”.

 

Todos los reversos son comunes en sus grabados, con una majestuosa águila bicéfala sin corona ocupando todas sus superficies; en sus centros un blasón con la estatua ecuestre de Pedro I el Grande (primer emperador ruso; s. XVII) sobre un pedestal. Esta estatua de bronce se encuentra en la plaza del Senado en San Petersburgo, es conocida como “el Jinete de bronce sobre la Piedra del Trueno” y fue obra del escultor francés Etienne Maurice Falconet en 1782.

Portan números de serie a partir del valor de 3 rublos, y para los valores mayores (500 y 1000 rb) se muestran duplicados en sus anversos, en color negro y rojo.

 

Histórica serie militar con un efímero trayecto temporal. ¡Espero que os guste!

 

HUNGRIA, el ADOPENGO de 1946 hacia el OCASO de la INFLACIÓN

 

No podríamos repasar la hiperinflación de una economía por un aumento descontrolado del circulante monetario sin pasar por Hungría. Este país, aliado equivocado de los alemanes en la 2ª Guerra Mundial, y ya muy debilitado desde la desmembración del Imperio Austrohúngaro después de la 1ª Guerra, uniría entre su corona húngara(hasta 1927) y el florín(desde 1947) una sucesión de unidades monetarias que definen perfectamente el fenómeno económico de la “hiperinflación”.

A partir de 1927 Hungría adoptó el pengo como moneda de cambio. Aunque su depreciación fue constante desde su creación, sería después de la 2ª Guerra Mundial, a partir de 1946, cuando la devastación económica y las deudas contraídas con las potencias ganadoras harían de la devaluación monetaria una carrera sin final. Del pengo se pasó al milpengo (1 millón de pengos) y luego al B-pengo (1 billón de pengos), cada vez con menor valor, hasta llegar en apenas 1 año al Adopengo.

 

El adopengo se creó inicialmente como un pengo fiscal o moneda para pago de impuestos, pero luego se utilizaría como circulante de uso general. Aunque inicialmente su valor era equivalente al pengo, el adopengo era ajustado diariamente por el Ministerio de Finanzas. Si a primeros de 1946 un adopengo era equivalente a un pengo, siete meses más tarde 1 adopengo = 2.000 trillones de pengos.

 

Contemplemos los billetes/vales de Hungría de 1946 en los valores de 10.000 adopengos (WPM pk. 143a), de 50.000 adopengos (pk. 138c), de 100.000 adopengos (pk. 144e), de 500.000 adopengos (pk. 139b), de 1.000.000 adopengos de 1946 (pk. 140b), de 10.000.000 adopengos (pk. 141a) y de 100.000.000 adopengos (pk. 142a).

Algunos sobre papel con filigranas, otros con número de serie, otros sin serie, …un total descontrol del circulante, que no se apaciguaría hasta la creación del florín (forinto) a finales de 1946. Todos llevan la firma del ministro de finanzas Ferenc Gordon (nov. 1945- ago.1946)

Paradójicamente, con la creación del adopengo se perdió la calidad artística que si se mantuvo en las emsiones de pengos, milpengos y B-pengos (donde se nos ofrecían retratos populares, panorámicas urbanas y ambientes naturales). Esta serie, austera en su impresión, solo nos ofrece el cambio cromático según valores, para una puesta en escena en la que solo aparece el escudo de armas nacional en los reversos y un elegante marco/orla de trazos simétricos con motivos florales en los anversos. Sus coloraciones van del marrón el de 10.000, verde el de 50.000, violeta el de 100.000, gris el de 500.000, rosa el de 1.000.000, azul amarillo el de 10.000.000, al azul grisáceo del de mayor valor, el de 100.000.000 de adopengos.

 

¡La emisión indiscriminada de moneda a través de una economía nacional en tiempos de crisis, …o la hiperinflación húngara! ¡Espero que os guste!

 

Hungria 10 Pengo 1936 vs. 100.000 Milpengo Abr1946 vs. 1.000.000 B-Pengo Jun1946
Hungria 10 Pengo 1936 vs. 100.000 Milpengo Abr1946 vs. 1.000.000 B-Pengo Jun1946

 

Desde 1927 el PENGO sustituyó a la corona húngara, iniciando una escalada inflacionaria que culminaría en 1946 con la salida del MILPENGO y del B-PENGO.

El MilPengo equivalía a 1.000.000 de Pengo y el B-Pengo equivaldría a 1.000.000 de MilPengo, o sea 1.000.000.000.000 de Pengo.

 

En la imagen de la derecha se muestra el billete de 10 pengo de 1936, el de 100.000 milpengo de abril de 1946 y el de 1.000.000 de B-pengo de junio de 1946.

Si tuviesemos que mostrar la numeración en pengo de este último, sería 1 uno seguido de 18 ceros. ¡Inflación, ...no, lo siguiente!

...y luego llegó el ADOPENGO!

 

 

POLONIA, Serie de MAREK de 1919-1920 –TADEUSZ KOSCIUSZKO

 

Polonia es un país de Centroeuropa miembro de la Unión Europea, cuya historia reciente nos lo presenta como país independiente entre 1918 y 1939, ocupado por los nazis en la 2ª Guerra Mundial y formando parte del bloque comunista satélite de la URSS entre 1946 y 1989; a partir de 1989 derrocado el gobierno comunista, entra en su era democrática, que culminará con la entrada como miembro de la UE en 2004.

 

La serie de billetes que os presento repasan la tercera emisión como república independiente tras finalizar la 1ª Guerra Mundial. Contemplaremos los billetes de 1, 5, 10, 20, 100, 500 y 1000 marek de Polonia de 1919 y los billetes de ½ marka y 5000 marek de Polonia de 1920.  

Podríamos denominarlos como primera serie de Tadeusz Kosciuszko y Jadwiga (el héroe y el rey dama) ya que todos sus valores nos muestran alternadamente sus retratos en los anversos.

 

Tadeusz Andrzej Bonawentura Kościuszko fue un patriota polaco de finales del s. XVIII que participaría activamente en la Revolución Norteamericana contra la colonización británica, poniendo al servicio de los americanos sus conocimientos como ingeniero. Volvió a Polonia en 1784 y le tocaría volver a alistarse, esta vez con los polacos contra la invasión rusa de 1792, aunque Rusia aplastaría su rebelión y los deseos de Polonia de ser nación independiente. Prisionero en San Petersburgo y liberado en 1796 volvería a América, donde Thomas Jefferson le rendiría homenaje y amistad. Retornó a Francia en 1798 desde donde trató de promover la independencia de Polonia de la Rusia Imperial, de la mano de Napoleón, pero sus ideales eran muy distintos. Moriría en Suiza en 1817. Su imagen (rostro y torso) aparecerá en muchas de las emisiones de billetes polacos de la primera mitad del s. XX, entre ellas las que vamos a contemplar de 1919-1920.

 

El rey Jadwiga (que en realidad era una dama) fue coronada en 1384 como Rey de Polonia. Jadwiga era una niña de 10 años, hija de Luis I de Hungría e Isabel de Bosnia. El hecho de nombrarla rey y no reina (aun siendo mujer) derivaba de que la ley polaca no contemplaba la figura de la reina, pero sin embargo tampoco especificaba que el rey tuviese que ser varón, por lo que se le nombró Rey de pleno derecho y no consorte real. Su título era "rey" y no "reina". Tras casarse a los 12 años con el Gran Duque Jogaila de Lituania, unificarían los territorios de Polonia, Lituania y Ruthenia, -estamos hablando del siglo XIV. Jadwiga, aunque rey (que no reina), diplomática y política, sería recordada más por sus patrocinios a escritores, artistas, a hospitales y a entidades formativas y de estudios. La Universidad de Cracovia tomaría el nombre de Universidad Jagiellonian (Jadwiga y Jogaila) en honor al duque y a la “reina” rey, muchos siglos más tarde (en 1817).

 

 

Polonia serie marek 1919-1920 Tadeusz Kosciuszko
Polonia serie marek 1919-1920 Tadeusz Kosciuszko

Contemplemos la serie de marka/marek emitida nada más finalizar la 1ª Guerra Mundial. Veremos a Tadeusz Kosciuszko en los valores de ½ marka de 1920, 1 marka de 1919, 5 marek de 1919, 10 marek de 1919, 100 marek de 1919 y 1000 marek de 1919. Veremos al rey Jadwiga en los valores de 1 marka de 1919, 20 marek de 1919 y 500 marek de 1919. Y para el valor mayor, el de 5000 marek de 1920 nos juntaron a ambos en su anverso, contemplando en él a Tadeusz Kosciuszko a la derecha y al rey Jadwiga a la izquierda.

 

En sus reversos, rodeada por una trabajada composición floral, se nos muestra el águila coronada del escudo de armas polaco, con las alas extendidas, la cabeza ladeada hacia la izquierda y con corona con cruz sobre la misma. Este símbolo heráldico del águila también acompaña algunos anversos en el lado opuesto al retrato de Tadeusz o Jadwiga.

No presentan marcas de agua de figuras concretas aunque sí fueron impresos sobre papel con filigrana de trama curva-romboidal a lo largo de toda su superficie.

 

 

¡Muy completo vestigio histórico notafílico a casi 100 años de su emisión!, ¡Espero que os guste!

 

AZERBAIJAN,HISTÓRICAS SERIES de RUBLOS de primeros del s.XX


Esta vez nos trasladamos hasta Azerbaiján, país euroasíatico del Cáucaso, junto al mar Caspio.

Su historia, otomana y persa desde el  s. XV, ocupado por Rusia en el s. XVIII, independiente formando la Federación Transcaucásica junto a Armenia y Georgia tras la revolución rusa de 1917, soviético como república de la URSS desde 1920 hasta 1991, y nuevamente independiente desde 1991 hasta nuestros días como República de Azerbaiján. 

Los ejemplares que hoy contemplamos son billetes de la serie emitida como país de la Federación Transcaucásica entre 1917 y 1919 y de la serie emitida ya como república soviética a partir de 1920.

Con casi 100 años en todos ellos, nos muestran unos diseños de una belleza totalmente distinta a la que encontramos en los billetarios occidentales. Arabescos, rosetas y orlas de trazos arquitectónicos se mezclan con bonitas esculturas, y en la serie soviética, con las enseñas comunistas de la hoz y el martillo, símbolos del proletariado industrial y el campesinado, bajo la estrella de cinco puntas y sobre la media luna (en clara alusión a la herencia otomana).

 

Sus textos aparecen en persa y en ruso. Como nota anecdótica reseñar que el de 500 rublos también nos muestra textos en francés.

Contemplad los billetes de 100 rublos de 1919 (tamaño 140x88mm), los 500 rublos de 1920 (150x98mm), los 1000 rublos de 1920 (110x68mm), los 5000 rublos de 1921 (145x95mm), los 10000 rublos de 1921 (148x95mm), los 50000 rublos de 1921 (145x95mm), los 100000 rublos de 1922 (140x90mm) y los 250000 rublos de 1922 (145x95mm).

¡Sencillamente … extraordinarios!   ¡Espero que os gusten!   

 

HISTÓRICA SERIE de RUBLOS de BAKU (AZERBAIYAN) de 1918

 

Sería en 1917 tras la Revolución bolchevique rusa y aun en la Primera Guerra Mundial cuando el Imperio Ruso se desintegraba y pasaba a ser dividido en comunas o soviets.

Hoy revisaremos una interesante serie de billetes en rublos de la Comuna/Soviet de Baku (actualmente territorio de Azerbaiyán y capital administrativa del país).  Azerbaiyán se encuentra situada en el Caúcaso, entre la Europa Oriental y el Asia Occidental.

En 1918 se proclamaría la independencia de Azerbaiyán como República Democrática aunque Baku siempre permaneció bajo control bolchevique. Sería en 1920 cuando el Ejército Rojo volvería a instalarse en la región capitalizando esta ciudad como sede de la nueva República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

La serie que os muestro está compuesta por los billetes de 10, 25 y 50 rublos de Baku de 1918 bajo administración bolchevique.  Presentan en sus anversos alegorías clásicas junto a dibujos de carácter industrial (refinerías y barcos, engranajes, anclas) y cornucopias. Sobre ellas el escudo de armas de Baku con tres llamas coronadas, símbolo de la riqueza en petróleo y gas de su región,  instaurado en época imperial rusa, en 1883. Sus firmas:  Iliuskin y Chubar.


¡Un auténtico capricho notafílico de una región musulmana en plena Revolución Rusa! ¡Espero que os guste!


RUSIA -SIBERIA, SERIE de RUBLOS "Almirante KOLCHAK" 1919

 

En marzo (según el calendario gregoriano) o febrero (según el calendario juliano) se cumplen 100 años del inicio de la Revolución Rusa en 1917. Eran tiempos difíciles, de decadencia imperial, Guerra Mundial y Revolución Civil, y la depresión de la economía rusa rompía lazos entre su centro administrativo y sus regiones. La escasez de liquidez y la dificultad de control, abastecimiento y prevención de las autoridades centrales hizo que aflorasen infinidad de billetarios locales, vales y obligaciones de guerra, que haría de ellos la mejor opción para soportar los presupuestos, gastos y economías regionales.

Este es uno de los motivos por los que el billetario ruso nos sorprende, no solo por su maestría y belleza, sino por la amplísima cantidad de ejemplares de emisiones distintas según regiones, ideologías, gobiernos provisionales, generales combatientes, dominios foráneos, etc.

… en apenas una década en las que Rusia claudicó su Imperio Zarista, se asomó a la 1ª Guerra Mundial, continuó con su particular Guerra Civil, vio nacer la Revolución bolchevique e instauró la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), …¡todo ocurrió entre 1914 y 1922!

 

Esta vez le toca al billetario de uno de esos Generales combatientes. Los ejemplares que hoy os ofrezco son parte de la serie de billetes/obligaciones que circularon en la Siberia del Almirante Kolchak, uno de los líderes del “Ejército blanco” (las tropas contrarrevolucionarias que combatirían a los bolcheviques en plena revolución). Veremos los ejemplares de 25, 50, 100, 250, 500 y 1000 rublos de la Rusia oriental siberiana (Siberia & Urales), emitidos por el “State Treasury of the Russian Provisional Government” en 1919.

 

El almirante Kolchak (Aleksandr Vasilievich Kolchak) fue marino y militar con el Imperio zarista, combatió en la WWI al mando de la flota del mar Negro como el vicealmirante más joven de la Armada Imperial. En los inicios de la Revolución se alió con el Gobierno provisional ruso, pero tras la Revolución de octubre se convertiría en ministro de la guerra para el Gobierno antibolchevique con sede en Omsk, de donde huyo cuando a finales de 1919 Omsk cayó en manos de los bolcheviques. Serían éstos quienes lo apresarían en Irkutsk, muriendo fusilado en 1920. ¡Pero él y sus tropas fueron sufragadas con la serie de billetes que contemplamos!

 

Vemos los billetes (obligaciones emitidas por el Gobierno provisional siberiano) de 25 rublos de 1919 (pk. WPM S846), de 50 rublos de 1919 (pk. S847), de 100 rublos de 1919 (pk. S836a), de 250 rublos de 1919 (pk. S866b), de 500 rublos de 1919 (pk. S849a) y de 1000 rublos de 1919 (pk. S844). Todos ellos nos ofrecen en sus anversos el valor del billete (en nº) a la izquierda y de lectura vertical; a su lado una elaborada roseta lobulada vertical en cuyo centro aparece el águila bicéfala zarista (ya sin corona). El resto del billete es para los textos (en francés, ruso e inglés) que determinan entidad emisora, tipo de bono, fecha de reembolso, interés (si se ofrece), nº de serie, firmas y otras expresiones dinerarias. El fondo del anverso reparte en su superficie una trama simétrica  (con formas de corazones con flores de lis). Los reversos repiten este mismo entramado pero no incluyen otras impresiones. El cromatismo de la serie es: escudo en negro y fondo azul para el de 25 rublos, escudo en negro y fondo amarillo para el de 50 rublos, escudo en azul y fondo grisáceo para el de 100 rublos, escudo marrón y fondo naranja para el de 250 rublos, escudo marrón y fondo amarillo verdoso para el de 500 rublos y escudo rojo y fondo amarillo para el de 1000 rublos.

 

 

Recordad: “para el Centenario de la Revolución Rusa, desde Siberia con el Ejército Blanco del Almirante Kolchak” y sus bonos de 1919. ¡Espero que os gusten!

 

RUSIA -SIBERIA 1919, serie de BONOS de 200 RUBLOS "Kolchak"

 

La serie que mostramos, dentro del Centenario de la Revolución Rusa, nos presenta los llamados “Kolchak Loan Bonds” o Bonos de Préstamo al 4.5%  emitidos por la Lotería estatal para financiación del Almirante Kolchak en la Siberia de los inicios de la Revolución Rusa.

Impresos por la American Bank Note Company en 1917 y firmados por S.A. Uget (agregado financiero de la Embajada rusa en Washington), se emitieron 10 millones de bonos de 200 rublos divididos en cinco ediciones distintas.

En 1919 el Almirante Kolchak aprobaría el decreto gubernamental para destinarlos al Ministerio de Asuntos Exteriores para asistir a los ciudadanos rusos en el extranjero.

 

Vamos con su composición artística: son ejemplares de un tamaño considerable (195x195mm) y formato cuadrado. Presidiendo sus anversos y encuadrados en un elaborado marco de rosetas y cicloides, se nos ofrece en la parte superior de los bonos/billetes una compleja composición de figuras en semicírculo; alegorías que representan a una mujer y un niño que simboliza a Rusia y los cambios en el nuevo estado. Es la única parte de los bonos que nos muestra creatividad artística, junto a los marcos en ambos lados, ya que el resto de anversos y reversos son superficie para la redacción en ruso de las variopintas condiciones y cláusulas de la operación financiera.

 

Considerados como los bonos de Préstamo del nuevo Gobierno Provisional, se emitieron en un único valor de 200 rublos en coloraciones verde, naranja, marrón, azul y granate.

Los bonos verdes, naranjas y marrones circularon en Irkutsk en 1919 desde el Gobierno Provisional con el cometido establecido por el Almirante Kolchak.

Los bonos granates y azules fueron puestos en circulación en 1920 con un resello de la R.S.F.S.R. Federación de Repúblicas Socialistas Soviéticas (“Russian Soviet Federative Socialist Republic” “Русский Советская Федеративная Социалистическая Республика”); circularían ya desde el Gobierno Bolchevique (Comité Revolucionario de Siberia).

 

Contemplemos el bono verde de 1919 (pk. S885A), el bono marrón de 1919 (pk. S882), el bono naranja 1919 (pk. S890), el bono granate con sello azul de 1920 (pk. S899) y bono azul con sello rojo de 1920 (pk. S902).

 

¡Artística y centenaria puesta en escena financiero militar para disfrute del notafílico! ¡Espero que os guste!

 

RUSIA, 50 y 100  rublos 1918 Serie Vladikavkaz Railroad Company

 

Esta vez traemos una más de las rarezas que vieron la luz “a la sombra” de la Revolución Rusa de 1917. Vamos a contemplar los ejemplares de 50 y 100 rublos de 1918 emitidos por la Compañía del Ferrocarril del Cáucaso. Los billetes fueron utilizados por la empresa Vladikavkaz Railroad Company como bonos a un 5.4% de interés.

 

La Revolución Rusa desintegró el Imperio ruso de los zares en regiones armadas y dispuestas para una gran guerra civil. La región del Cáucaso, en el Sur de Rusia, gozaba de una próspera industria centrada en el transporte ferroviario, en este caso la Vladikavkaz Railroad Company, cuyos mayores avances se dieron en el periodo 1912-1917. Tras la revolución tuvo que ser reconstruida y recuperada.

La ciudad de Vladikavkaz se alza al norte de la cordillera del Cáucaso y es regada por el río Terek; actualmente es la capital de la República de Osetia del Norte. Fundada en 1784, en 1875 el ferrocarril fue construido para conectar Vladikavkaz con Rostov-on-Don y Bakú en Azerbaijan.

 

Los billetes que contemplamos, de una belleza inusual, nos muestran imágenes de locomotoras de vapor entre alegorías clásicas y engranajes “alados” que hacen de estos bonos/billetes un codiciado objeto de colección. En sus reversos nos mostrarán el mapa del Cáucaso con la línea principal del ferrocarril de Rostov-on-the-Don a Petrovsk y Bakú.

 

El ferrocarril del Cáucaso Norte (Северо-Кавказская железная дорога ) es una extensa red ferroviaria que une el mar de Azov (en el oeste) y el mar Caspio (en el este). Recorre los estados federales de Oblast de Rostov , Krai de Krasnodar, Krai de Stavropol, República de Adygeya, Karachay-Cherkessia, Osetia del Norte, Ingushetia, Chechenia, Daguestán y Kalmykia. La sede está en Rostov on Don. Los centros turísticos de Sochi, Gelendzhik y Anapa el Mar Negro son los principales destinos de pasajeros en esta línea ferroviaria, así como los puertos petroleros de Novorossiysk y Tuapse.

 

¡Una deliciosa rareza notafílica de 100 años para revisar con calma. Espero que os guste!

 

RUSIA 500 rublos 1919 -SEBASTOPOL (Crimea)

Telamones, Grifos y marca de agua en 500 rublos 1919 Criméa (Revolución Rusa)
Rusia 500 rublos 1919 -Sebastopol (Crimea) detalles y marca de agua

 

La rareza que hoy os presento es un billete “no emitido” de Rusia de 500 rublos de 1919, perteneciente a la edición preparada en plena revolución por el Estado Ruso para la zona de Crimea.

Este billete, no emitido, de las Fuerzas Armadas en el sur de Rusia forma parte de la serie encargada e impresa por la firma inglesa Waterlow and Sons, para los valores de 1, 3, 5, 50, 100 y 500 rublos. La serie nunca fue utilizada al caer la zona en manos del ejército rojo; Crimea fue invadida por los bolcheviques a finales de 1920. Que no llegasen a circular y fuese dinero de papel para uso exclusivo de la historia y el coleccionismo no nos debe privar de su encanto.

 

¡Escrutemos su fantástico diseño! Su puesta en escena es todo un compendio de elementos clásicos para disfrute de la Notafilia.

En el anverso una portada clásica de templo con una parte frontal con cornisa y frontón, dos columnas y sendos frontones. En el tímpano central bajo la cornisa la cabeza de un león. En las dos columnas que sujetan el capitel dos atlantes (o telamones) en actitud de apoyo o sujeción. Esta alegoría figurativa clásica proviene de la mitología griega (Telamón luchó en la primera guerra de Troya junto a Heracles) o la romana (Atlas o Atlante fue el titán condenado a soportar sobre sus hombros el peso de los cielos). Estos pilares, cuando son femeninos se denominan cariátides.

Los dos frontones laterales superiores con textos en ruso bajo sendas cifras con el valor del billete. En el frontón lateral izquierdo una cartela con San Jorge a caballo matando al dragón y en el frontón lateral derecho una cartela con el valor numeral del billete.

Su reverso nos cautiva con un medallón central con la cabeza con casco de una mujer, representación alegórica de “Rusia”. A su izquierda tres cartelas verticales, la central un marco con el valor y moneda del billete en ruso; en la superior se informa del respaldo de dicho billete por el Estado Ruso, así como su coexistencia con otras notas de crédito estatal; en la cartela inferior se avisa de que su falsificación está penada por ley.

Es en la cartela superior del reverso donde nos aparecen dos “grifos” dándose la espalda lateralmente. El grifo es una criatura mitológica con cuerpo, patas traseras y cola de león y cabeza, alas y garras delanteras de águila, en clara alegoría de fuerza y majestuosidad.

Todos los textos se muestran en ruso. Su marca de agua es la cifra de 500 al centro de la parte izquierda sin dibujos del anverso. Su tamaño: 200x92mm.

En cuanto a sus firmas, reconocemos como Jefe del Departamento de Finanzas a Bernatski y como Jefe del Departamento de Crédito a Suvchinski. De este tipo de 500 rublos también se editó una variedad que mantenía la firma de Bernatski pero cambiaba la de Suvchinski por la de Nikiforov.

 

¡Puro arte para la Notafilia! ¡Espero que os guste!

 

TRANSCAUCASIA 1924, “Millones de RUBLOS/MANAT” últimos vestigios de la hiperinflación postrevolucionaria

 

Dentro de la magna edición de valores en rublos del billetario posrevolucionario, nos desplazamos hasta Transcaucasia, que ya como República Socialista Soviética de Transcaucasia emitía valores desde 1000 rublos hasta 1.000.000.000 de rublos en apenas dos años (entre 1923 y 1924).

 

Contemplaremos los valores más altos, que además coinciden en formato con el clásico ejemplar rectangular, más típico de la era imperial que de la socialista.

Claro ejemplo de la hiperinflación reinante en la época, completamos las últimas emisiones de 1924 del billetario transcaucásico. 

Contemplemos el billete de 75.000.000 rublos de 1924, el billete de 250.000.000 rublos de 1924 y el billete de 1.000.000.000 rublos de 1924. La sobriedad en el diseño de sus predecesores de 1923 se rompe con el estilo de esta nueva edición, que rescata la profusión de orlas, marcos, rosetas, cartuchos y composiciones de corte imperial pero eliminando la ostentación, lógico para servir en un territorio del proletariado.

Sus textos en ruso en sus identificaciones principales, en georgiano y armenio, y en azerí y farsi (persa) tanto en anversos como en reversos. 

 

El billete de 75.000.000 rublos de 1924 se muestra con clara alusión en sus imágenes a la revolución soviética, con la estrella, la hoz y el martillo como símbolos socialistas que sustituyen y hacen desaparecer la tan usada águila bicéfala zarista.

 

Su anverso con una extraordinaria presentación de cartelas clásicas con motivos florales y frutales. Su estilizada simetría conduce la atención hacia su centro donde aparecen en un círculo los símbolos proletarios de la revolución (la hoz, el martillo, las espigas y la estrella de cinco puntas).

 

Su reverso, con un marco también exquisito, centra la atención nuevamente en el círculo central como en el anverso, pero de mayor tamaño. A los lados, sendas rosetas ovaladas con vistas de torres de prospección petrolífera (en la de la izquierda) y el valor del billete (en la de la derecha). En la zona blanca del reverso (columna izquierda) una filigrana reconocible de un obrero apoyado en un gran engranaje industrial y sobre su hombre un martillo picapedrero.

Tonalidad verdosa en toda la composición de anverso y reverso, sobre fondo marrón claro.

 

 

El billete de 250.000.000 rublos de 1924 es prácticamente semejante al anterior, tanto en diseños para anverso y reverso como en dimensiones.

 

 

Tan solo cambian los textos y numeraciones referidas a su valor y las tonalidades de su impresión, que son marrones en composiciones sobre fondo marrón más claro.

 

Finalizando esta maravillosa terna, vemos el billete de 1.000.000.000 rublos de 1924, con un anverso aún más clásico y estilizado que los anteriores, que nos recuerdo muy mucho los últimos “ billetes sábana” del imperio de los zares de inicios del s. XX.

Su reverso nos muestra a la “Madre Rusia” como centro de la vista, en su trono pero prescindiendo de todo símbolo de grandeza, aparece descalza con manojos de frutas en sus manos y simbología bolchevique a su alrededor, montañas coronadas por la estrella de cinco puntas soviética, la hoz, el martillo y fardos de espigas ensalzando el trabajo proletario.

Su coloración, verdosa y rosácea en anverso y verde en reverso.

 

Extraordinarias composiciones para el disfrute del notafílico; ¿alguien dijo inflación? …¡espero que os sorprendan!

 

RUSIA, ¿Es el billete de 500 rublos de 1912 del Imperio zarista realmente el más grande?

 

Para un aficionado a la Notafilia, el adentrarse en el billetario ruso es una experiencia, además de apasionante, tremendamente larga. Solo hablando del siglo XX, entre billetarios del Imperio de los zares, emisiones de la Guerra Civil, ediciones revolucionarias y billetarios de las distintas regiones de este gran territorio, hacen del ruso uno de los billetarios más completos y variados del mundo. Y, ¡cómo no!, también les permiten poseer los billetes más grandes jamás editados. Quién no ha oído hablar del billete de 500 rublos de la Rusia zarista de 1912, una sábana que mide sólo 275x127mm, y cuántas veces nos han dicho que es “el billete más grande del mundo”. Permitidme polemizar al respecto.

Esta vez os acompaño al elegido con dos de sus compañeros, también de inicios del s. XX pero dispersos por otros lares dentro del gran territorio ruso. Contemplaremos el billete de 500 rublos de Rusia Imperial de 1912 con el de 500 rublos de 1920 de los Cosacos de Don en el Sur de Rusia y con el de 5000 rublos de 1919 de la Fuerzas del Almirante Kolchak en Siberia.

 

Un poco de historia centrada en los billetes que vamos a ver:

Después de la revolución bolchevique en octubre de 1917, la Rusia imperial comenzó a fragmentarse. En el sur de Rusia, los cosacos de la provincia de Don no reconocieron al régimen bolchevique, como tampoco lo hicieron en Siberia las fuerzas del Almirante Kolchak. Ambos ejércitos contrarrevolucionarios (parte de los llamados ejércitos blancos, en contraposición del ejército rojo) tuvieron que emitir sus propios billetes/bonos para sufragar los gastos de esa guerra civil.

 

El billete de 500 rublos de 1912, de corte clásico con ciertos ribetes de art nouveau, nos fascinará con su reverso; en él apreciaremos un encuadre arquitectónico con telamones alados, columnas excesivas, adornos florales, joyas y todo un alarde de ostentación para un Imperio que comenzaba entonces su declive (primero con la WWI y seguidamente su Revolución Civil). A la izquierda del reverso se muestra al zar Pedro I (emperador ruso entre 1682 y 1725, conocido como Pedro el Grande) con coraza y banda sobre el pecho, en el interior de un marco ovalado coronado por la corona imperial rusa (hoy expuesta en la colección de diamantes de la Armería del Kremlin). A su derecha se muestra sentada la alegoría de la Madre Rusia (Mother Russia), engalanada profusamente, sujetando con una mano una rama de laurel sobre un escudo y con la otra la vara de mando coronada por el águila bicéfala de los Romanov. Además, es popularmente en billete más grande (¿seguro?).

 

El billete de 500 rublos de 1920 del Ejército cosaco de Don (South Rusia) forma parte de una serie de billetes/bonos de valores entre 500 y 50.000 rublos emitidos en 1919 por el Gobierno Militar de Don. El ejemplar contemplado fue emitido para la ciudad de Novocherkassk (oblast federal de Rostov). Es uniface (sin reverso impreso, aunque si sellado por las autoridades bancarias) y en su anverso nos presenta un elaborado medallón con el águila bicéfala zarista entre cintas, fiel reflejo de la cercanía con el pasado imperial. Su tamaño supera en longitud al de 500 rublos de 1912, aunque es algo más estrecho (305x115mm).

 

El billete de 5000 rublos de 1919 de Siberia es el de mayor valor de la serie emitida para las tropas del Almirante Kolchak, que se iniciaba con el billete/bono de 25 rublos. El almirante Kolchak (Aleksandr Vasilievich Kolchak) fue marino y militar con el Imperio zarista, combatió en la WWI al mando de la flota del mar Negro como el vicealmirante más joven de la Armada Imperial. En los inicios de la Revolución se alió con el Gobierno provisional ruso, pero tras la Revolución de octubre se convertiría en ministro de la guerra para el Gobierno antibolchevique con sede en Omsk, de donde huyo cuando Omsk cayó en manos de los bolcheviques. Murió fusilado en Irkutsk en 1920. ¡Pero él y sus tropas fueron sufragadas con los billetes/bonos/obligaciones comentadas, entre cuyos valores está el que, para mi y hasta el momento, es el billete más grande de los que conozco. Su tamaño, de 310x118mm, hace que desbanque completamente al de 500 rublos de 1912.

 

En cuanto a sus marcas de agua, solo las veremos en dos de los ejemplares. En el de 500 rublos de la Rusia Imperial de 1912 vemos una majestuosa cabeza y torso del zar Pedro I junto a un panal con el valor de 500 en distintas posiciones a lo largo de toda su superficie. En el de 5000 rublos de Siberia de 1919 vemos una filigrana repetitiva con rombos en cuyo interior aparece la marca de agua del águila zarista.

 

Polémica abierta en cuanto a cual es el más grande, quedo a la espera de contradecirme pronto con uno de tamaño superior, …¡esperaremos!

 

RUSIA, 500 RUBLOS de 1912 vs. 1.000.000.000 RUBLOS de 1924    

 

El SemejanteNoEsIgual siguiente nos presenta dos billetes rusos, uno centenario y otro casi, con unas peculiares semejanzas. Vamos a poder comparar juntos al billete ruso más grande con el billete ruso de mayor valor emitido, …y además, ¡se parecen!

Cruzaremos los 500 rublos de la Rusia Imperial de 1912 con los 1.000.000.000 rublos de la Rusia Soviética Transcaucásica de 1924.

Con unos anversos de orlas, composiciones, marcos y cartuchos casi iguales, solo cambian sus contenidos y algún detalle que deja de ser “imperial” para pasar a ser “proletario”; donde había hojas de laurel ahora aparecen espigas de trigo, donde se mostraba el águila bicéfala coronada ahora aparecerá el símbolo de la hoz y el martillo …

Pero la sorpresa artísticamente hablando la encontraremos en sus reversos.  De corte clásico con ciertos ribetes de art nouveau, el billete de 500 rublos de 1912 nos presenta en su reverso un encuadre arquitectónico con telamones alados, columnas excesivas, adornos florales, joyas y todo un alarde de ostentación para un Imperio que comenzaba entonces su declive (primero con la WWI y seguidamente su Revolución Civil). A la izquierda del reverso se muestra al zar Pedro I (emperador ruso entre 1682 y 1725, conocido como Pedro el Grande) con coraza y banda sobre el pecho, en el interior de un marco ovalado coronado por la corona imperial rusa (hoy expuesta en la colección de diamantes de la Armería del Kremlin). A su derecha se muestra sentada la alegoría de la Madre Rusia (Mother Russia), engalanada profusamente, sujetando con una mano una rama de laurel sobre un escudo y con la otra la vara de mando coronada por el águila bicéfala de los Romanov. 

 

Rusia 500 rublos 1912 vs. 1000000000 rublos 1924 -Madre Rusia reversos
Rusia 500 rublos 1912 vs. 1000000000 rublos 1924 -Madre Rusia reversos

El reverso del billete de 1.000.000.000 rublos de 1924 mantiene el encuadre, pero ya prescinde de todo símbolo de grandeza en sus marcos; desaparecen los telamones alados de las columnas, los adornos florales se cambian por manojos de frutas, el retrato del zar es sustituido por simbología bolchevique, dentro de un círculo nos ofrece un paisaje de montañas coronadas por la estrella de cinco puntas soviética, la hoz, el martillo y fardos de espigas ensalzando el trabajo proletario.

La Madre Rusia ha sido despojada de sus joyas, ya no lleva el collar con camafeo que colgaba de su cuello ni el cinturón imperial que oprimía su cintura, se ha descalzado de las sandalias con cierre de brillante que bordeaba sus pies, ha cambiado el laurel y el escudo por un fardo de mies y la hoz, …y ya no sujeta el bastón de mando coronado con el águila bicéfala sino que porta en esa mano un sencillo racimo de uvas. ¡Simbolismo puro pero,  … ahora su billete ya no vale 500 sino 1.000.000.000 rublos!

El billete de 500 rublos de la Rusia zarista de 1912 surge imponente con sus 274x128mm de tamaño, sin duda uno de los mayores billetes que han existido.  Queda a su zaga el billete de 1.000.000.000 rublos de la Rusia Soviética Transcaucásica de 1924, con sus 188x94mm, pero acogiendo el mayor valor del billetario ruso de todos los tiempos.

Sus marcas de agua nos ofrecen un repetitivo panal de puntas de lanza a lo largo de todo el billete de 1924 frente a una majestuosa cabeza y torso del zar Pedro I junto a un panal, esta vez con el valor de 500 en distintas posiciones a lo largo de la “gran sábana” de 1912.

 

¡Una pareja de cuento, que además, nos ofrece una gran definición de lo que es la hiperinflación tras una confrontación bélica, … para vuestra contemplación y disfrute!  ¡Espero que os guste!

 

Transcaucasia 50 rublos 1918 vs. Georgia 50 rublos 1919


Compararemos dos ejemplares de primeros de siglo XX, de la zona del Cáucaso, en la frontera entre Europa y Asia, y entre el mar Negro y el mar Caspio.

Contemplaremos los billetes de 50 rublos de Georgia de 1919 y de 50 rublos de Transcaucasia de 1918 viendo sus parecidos y diferencias para tener cabida en otro “SemejanteNoEsIgual”.

Transcaucasia, o Cáucaso meridional es la zona del antiguo imperio ruso que englobaba las regiones de Armenia, Georgia, Azerbaiyán, Osetia del Sur, Abjasia y Nagorno Karabak. En 1918, en plena guerra civil rusa, se constituyó como República Democrática Federal de Transcaucasia (RFDT), manteniendo este status entre 1918 y 1922, año en que pasó a ser la ZSFSR soviética. Duró poco el sueño de una nación que trató de agrupar en un solo gobierno, no comunista e independiente, a esta vasta región multicultural, defendiéndose a la vez de la amenaza otomana y de la inestabilidad bolchevique.

Paralelamente, Georgia se constituyó en República Democrática (DRG) en 1918 y hasta 1921.

Peculiaridades de la notafilia nos permiten comparar dos ejemplares de billetes que coexistieron en zona y fecha.

El billete de 50 rublos de 1918 de Transcaucasia nos muestra un barroco marco con un capitel superior sobre dos columnas laterales, y en su centro dos palomas frente a frente. Los textos en ruso en el anverso y en ruso, georgiano, armenio y azerí en el reverso, en sendos medallones y al pie.

El billete de 50 rublos de 1919 de Georgia nos muestra el mismo marco con capitel, pero sustituye las dos palomas por su escudo de armas en el anverso, y nos muestra los textos de éste en ruso y georgiano. En su reverso mantiene los tres medallones, volviendo a mostrar el escudo de armas de Georgia en el central, textos en francés y ruso en los medallones laterales y texto en georgiano al pie de reverso.

¡Peculiar lo de introducir textos en francés para una zona caucasiana, ¿no?! ¡Espero que os guste!

 

Nikola Tesla, un genio en el billetario yugoslavo del s. XX

 

La miscelánea que vamos a revisar es la serie de billetes que emitiría Yugoslavia para dar a conocer “notafílicamente” a uno de los inventores más grandes de todos los tiempos, el ingeniero Nikola Tesla.

Contemplaremos las series de dinares yugoslavos que mostraron al mundo su imagen a través de sus distintas ediciones, desde los años ’70 del pasado siglo hasta nuestros días. Pero antes, veamos quién fue este científico.

 

Nikola Tesla nació a mediados del s. XIX en un pueblo croata del Imperio austrohúngaro. Moriría con 86 años en Estados Unidos, país al que se trasladó después de pasar por las universidades de Graz (Austria) y Praga (Chequia) y trabajar en Francia y en Hungría.

Discípulo de Edison en Nueva York, no congenió mucho con él y separaron sus caminos en la ciencia. Su primer gran aliado fue Westinghouse, con quien patentaría su gran invento, el motor de corriente alterna y su gran descubrimiento, el campo magnético o de inducción con corriente alterna. Unos años más tarde inventaría la bobina homónima o “bobina de Tesla”, un transformador con doble devanado capaz de crear un campo eléctrico de alta tensión y alta frecuencia. Su otro gran sueño fue el transmitir energía de forma inalámbrica …¿a qué os suena esto, casi un siglo después? No tuvo suerte en sus mecenazgos y nadie sufragó sus ideas.

Pero hoy en día tenemos muchas tecnologías que sin Tesla quizá no las disfrutaríamos: la radio, el altavoz, la lámpara de neón, las turbinas de corriente alterna, la lámpara fluorescente, la bujía, los rayos X, el láser, el radar, el control remoto, la transmisión inalámbrica de imágenes, la resonancia magnética, … Mucho de ello salió de la mente de un prodigio que, además, se entendía en siete idiomas (húngaro, checo, francés, inglés, alemán, italiano y latín). Su único “defecto” fue pensar en la Humanidad antes que en él, le podía más la espiritualidad que el capital. Los “humanos” que mandaban el mundo de su época lo recluyeron en el ostracismo; el tiempo y la historia lo han repuesto en su lugar.

Casi un siglo después de sus “locuras”, podemos afirmar que sin Tesla, ni Edison hubiere sido el padre de la electricidad ni Marconi el de la radio.

 

Quedémosnos con su universal sentencia “El presente es vuestro, pero el futuro es mío” ¡Un gran científico adelantado a su tiempo!

 

Nikola Tesla en el billetario yugoslavo
Nikola Tesla en el billetario yugoslavo

Contemplemos los billetes de 5 dinares de Yugoslavia de 1994, 100 dinares de 1994 y de 2000, 500 dinares de 1981, 1.000 dinares de 1990, 1991 y 1992, 5.000 dinares de 1993, 5.000.000 dinares de 1993 y 10.000.000.000 dinares de 1993.

En todos sus anversos se muestra la imagen de Nikola Tesla. Sus reversos reparten su invento homónimo, la bobina de Tesla, y una vista frontal del edificio que alberga el Museo Tesla (edificio de 1929 del arquitecto Dragisa Brasovan), en Belgrado.

El billete de 5 nuevos dinares de Yugoslavia de 1994 nos ofrece en el anverso la imagen de un joven Tesla junto al escudo de armas yugoslavo. En su reverso contemplamos una vista lateral del edificio que alberga el Museo Tesla en Belgrado. Su marca de agua, una sencilla filigrana romboidal.

 

El billete de 100 dinares de Yugoslavia de 1994 nos muestra en el anverso la imagen de un Nikola Tesla más maduro, junto al anagrama del Banco Nacional “Narodna Banka Yugoslavije”. En el reverso veremos de nuevo el edificio del Museo Tesla en Belgrado. Su marca de agua, una sencilla filigrana romboidal.

 

El billete de 100 dinares de Yugoslavia de 2000 nos ofrece en el anverso a un joven Tesla pensativo, con la barbilla apoyada en su mano junto a la ecuación física de su descubrimiento (T=wb/m2), la inducción magnética (Tesla) o densidad de flujo magnético, como flujo magnético (weber=Wb) por unidad de superficie (metro cuadrado=m2). Su reverso es para una composición vertical de su misma foto, el escudo de armas yugoslavo y un esquema unifilar eléctrico de su motor de inducción. Su marca de agua, el rostro de Nikola Tesla joven.

 

El billete de 500 dinares de Yugoslavia de 1981 nos trae en su anverso a Tesla en uno de los muchos monumentos repartidos por el mundo (Belgrado, Niágara, Nueva York, …) que lo muestran sentado leyendo un libro, abierto entre sus manos. Su reverso es para una recreación de cicloides y rosetas con el valor del billete y textos en serbiocroata y ruso. Sin marca de agua.

 

El billete de 1000 dinares de Yugoslavia de 1990 nos ofrece en su anverso al Nikola Tesla envejecido; junto a él el emblema del  AVNOJ (Consejo Antifascista de Liberación Nacional de Yugoslavia) y a la postre escudo de la RFSY –República Socialista Federativa de Yugoslavia, con la fecha de su segundo congreso en Jajce, el 29 de noviembre de 1943, donde Tito se reunió con las fuerzas aliadas para hablar de la liberación yugoslava tras la WWII. El reverso nos dibuja verticalmente la bobina de Tesla y los arcos eléctricos que genera. Su cromaticidad, predominantemente naranja. Su marca de agua, el rostro de Nikola Tesla maduro.

 

El billete de 1000 dinares de Yugoslavia de 1991 es un fiel reflejo del anterior, donde solo cambia la cromaticidad de sus impresiones, que son de predominio del azul con mezcla de verdes.

 

El billete de 1000 dinares de Yugoslavia de 1992 es como los dos anteriores, pero actualiza el logo que acompaña en el anverso a Tesla, cambiando el del AVNOJ por el anagrama del Banco Nacional “Narodna Banka Yugoslavije”. En cuanto a su cromaticidad de impresión, es rosa anaranjada.

 

El billete de 5000 dinares de Yugoslavia de 1993 nos muestra nuevamente en el anverso al Tesla maduro, junto al emblema del Banco, dejando para el reverso la vista del edificio del Museo Tesla en Belgrado. Cromaticidades anaranjadas y verdes. Su marca de agua, una sencilla filigrana romboidal.

 

El billete de 5.000.000 dinares de Yugoslavia de 1993 nos ofrece en el anverso a Tesla maduro con el anagrama del Banco y en el reverso la bobina de Tesla junto a una presa de una central hidroeléctrica. Cromaticidades moradas y azuladas. Su marca de agua, el rostro de Nikola Tesla maduro. Uno de los ejemplares salidos de la hiperinflación que sufrió el país antes de su desmembración.

 

En el billete de 10.000.000.000 dinares de Yugoslavia de 1993 volvemos a contemplar al Tesla maduro en su anverso y la bobina de Tesla y sus arcos eléctricos verticalmente sobre el reverso. Misma marca de agua que el anterior y otro reflejo hiperinflacionista del billetario yugoslavo.

 

¡El deseo de un país de rememorar orgulloso el talento de uno de sus genios de la Ciencia, y ponerlo en manos de la Notafilia!

 

Introduce tu búsqueda

billetes gusta
notafilia
enmarcaciones notafílicas
numismarcos A4
elefantes
marco zarrio miscelánea
llaves gusta
marco zarrio llaveteca
"BilleteTeca" Claudio
Blog notafílico muy completo
Billetes en su Historia
Pasión Notafílica, Buscar, ...Viajar!